12 de enero de 2013


SIN EQUIPAJE


Una extensión inmensa y definida sobre mi espalda. Una imperdonable falta de espacio oprimiendo los omóplatos. La anatomía del dolor se clava como un punzón en los pensamientos convirtiéndome en espectro de mi destino.